¿Es posible la custodia compartida con un progenitor enfermo mental?

7 de diciembre de 2020

Sobradamente es conocido que, salvo excepciones muy concretas, la custodia compartida es la mejor opción para los menores porque éstos no sufren sensación de pérdida, los padres se obligan a participar de forma activa en la vida de sus hijos, fomenta el diálogo entre ellos y establecen una rutina o estabilidad para los pequeños. ¿Pero qué ocurre cuando uno de los progenitores padece una enfermedad mental?. Según la gravedad de esta dolencia y si afecta a los menores, los jueces son muy tajantes y declinan la compartida para que, en su lugar, se establezca una custodia exclusiva con el objetivo de preservar el bienestar de los menores.  En estos casos, resulta fundamental el informe médico siendo el factor fundamental para la decisión final.

Casos como la esquizofrenia, el trastorno bipolar (según el grado), el trastorno múltiple de la personalidad o el trastorno obsesivo compulsivo, son consideradas enfermedades mentales graves que implican cambios de niveles de estrés, depresión o ansiedad que pueden afectar a los pequeños. En estos casos, es el psiquiatra quien es el responsable en determinar si el estilo de vida, grado de enfermedad y medicación del padre o la madre puede ser compatible como la custodia compartida.

¿Qué dice el Tribunal Supremo?

El Supremo concluyó en una Sentencia reciente del 12 de diciembre de 2018, que debe resolverse siempre sobre el interés superior del menor teniendo en cuenta las circunstancias concurrentes para no desestabilizar al pequeño por la ruptura de sus padres.

Por tanto, es posible la custodia compartida en caso de paceder un trastorno mental grave, siempre que los informes muestren que el progenitor está capacitado para ejercer como tal. Por otro lado, muchos son los jueces que determinan la necesidad de realizar controles periódicos de la evolución psicológica o psiquiátrica del afectado/a.

En conclusión, la valoración de los profesionales en cuanto a la salud mental resulta determinante para que los jueces decidan, pero no resulta imposible una custodia compartida si un padre o madre sufre un trastorno mental pues puede ser compatible con el cuidado de sus hijos.

Puedes llamarnos al 937 933 408 o solicitar una visita


Contacta con nosotros.

aviso legal

Los campos marcados con asterisco (*) son obligatorios