Los derechos de un menor en un divorcio

21 de agosto de 2020

Como abogada de familia en Barcelona y ejerciente en toda España sabe que el interés del menor es el aspecto más importante a tener en cuenta cuando se produce un divorcio. A menudo, los más pequeños son los más perjudicados en estos casos, por eso es importante recordar cuáles son los derechos que les corresponden. Conoce de la mano de Susanna Antequera las principales garantías procesales con las que cuentan.

Garantías del menor tras un divorcio: Susanna Antequera te informa

Muchas veces se olvidan las necesidades emocionales de los menores solo porque se cree que son los padres los únicos con voz y voto en los divorcios. Incluso es habitual que no se  valore el interés del menor. Esto es algo que nunca debería pasar, pero ¿cuáles son esas garantías con las que deben contar siempre?

1.  La intervención del Ministerio Fiscal
Cuando en un divorcio hay un hijo menor de edad su primera garantía es la intervención del Ministerio Fiscal en el proceso. Este velará siempre por su cuidado y por su defensa.

2.  El amparo de la Ley de Protección del Menor
Si te estás divorciando, tu hijo también tendrá siempre el amparo de la Ley de Protección del Menor así como numerosa legislación nacional e internacional que establecen la necesidad que en el proceso intervengan expertos que estén cualificados para garantizar el importantísimo interés superior del menor. Por eso, deben tener una formación suficiente para proteger de la forma adecuada a los más pequeños.

3.  Ser partícipes en el proceso
Los menores de edad también tienen derecho a ser oídos, siempre y cuando sean mayores de 12 años o tengan juicio suficiente para expresarse. Además, el ser partícipes en el proceso implica su derecho de ser informados dentro de cada procedimiento de divorcio o, en su caso, de separación, de acuerdo con la legislación. Por tanto, la opinión y la palabra de tus hijos será muy tenida en cuenta por el juez y el Fiscal. No obstante, su exploración debe ser el último recurso para evitar generarles estrés sumergiéndolos en un conflicto innecesario para ellos.

4.  Una justificación
Las sentencias que conlleven decisiones que recaigan sobre los menores de edad deberán estar siempre justificadas. Si no están explicadas y motivadas, se produciría indefensión, lo cual vulnera el derecho fundamental a la tutela judicial efectiva del artículo 24 de la Constitución.

¿Qué elementos se tienen en cuenta para tomar decisiones judiciales sobre los menores?

Las decisiones judiciales que recaen sobre los menores son un asunto muy delicado y, por este motivo, no vale cualquier criterio. De este modo, para que no se produzca indefensión, se han de valorar una serie de elementos generales. En primer lugar, se considera tanto la madurez del menor como su edad, ya que cualquier mayor de 12 años tiene derecho a ser oído, así como si es menor pero si el juez lo decide en función de su madurez.

Igualmente, siempre se entienden las circunstancias personales y familiares, las capacidades del menor y que tenga garantizada una preparación correcta del tránsito a su independencia dentro de la edad adulta.

¿Qué criterios concretos tendrá en cuenta el juez?

Además de analizar los elementos generales anteriores, incluidas las circunstancias personales y familiares de cada menor, es fundamental que el hijo en común tenga cubiertas sus necesidades básicas. Con estas necesidades nos referimos a las materiales, pero también a las afectivas, emocionales, educativas y físicas. De este modo, se solicitan sus opiniones, sus deseos y sus sentimientos a través de profesionales como psicólogos y terapeutas.

Abogada de familia en Barcelona

En definitiva, los como abogada de familia priorizará el interés de tu hijo menor de edad en cada caso de divorcio o ruptura de pareja. De este modo, en el litigio, garantizará las mejores circunstancias.

Puedes llamarnos al 937 933 408 o solicitar una visita


Contacta con nosotros.

aviso legal

Los campos marcados con asterisco (*) son obligatorios