Sentencia Ejemplar

7 de mayo de 2019

Cuando no hay jurisprudencia en España: 40.000 euros de indemnización por ocultar la muerte de un hijo en común.

Por primera vez en España, el pasado 26 de abril, el Juzgado de Primera Instancia número uno de Badalona (Barcelona) condenó a un hombre a indemnizar a su exmujer por ocultarle la muerte de un hijo en común, de 32 años, y el lugar donde reposan sus cenizas. En concreto, el condenado deberá pagar 40.000 euros a la madre, representada por Susanna Antequera, cofundadora de Antequera de Jauregui, por los daños morales y perjuicios psicológicos ocasionados.

Los hechos se remontan al 7 de diciembre de 2016, cuando el padre del fallecido, que padecía esquizofrenia, denunció  que el chico estaba desaparecido desde el 30 de noviembre anterior. Desgraciadamente, el 28 de diciembre, se halló su cadáver en el fondo de un risco, en la localidad de Castellfollit de la Roca (Girona), donde el médico forense decretó el suicidio como causa del fallecimiento. Pero el padre nunca se comunicó con su exmujer para informarle de lo sucedido ni contó con ella para decidir dónde reposarían los restos mortales del hijo de ambos.

No fue hasta el 22 de abril de 2017 cuando madre del fallecido conoció los hechos a través de un artículo publicado en internet con fecha del 29 de diciembre de 2016. Debido al impacto causado por la noticia, tuvo que ser trasladada al  hospital de Mataró donde ingresó en la Unidad de Psiquiatría con un grave estado de ansiedad y shock emocional y desde entonces ha ido sufriendo graves decaídas psicológicas que culminaron con un intento de suicidio el pasado mes de julio de 2018.

La víctima llegó a nuestro bufete después de un periplo por varios despachos, donde supimos proponerle una acción legal oportuna y en octubre de ese mismo año la madre, presentamos una demanda para reclamar los graves daños y perjuicios morales contra su exmarido, con la principal intención de conocer dónde se encontraban los restos mortales de su hijo.

El juicio se celebró el pasado 18 de marzo y gracias al interrogatorio realizado al demandado, se pudieron corroborar todos los hechos y conocer el paradero de las cenizas del hijo de ambos, que fueron arrojadas al Delta de l’Ebre (Tarragona) por el padre y su familia, aumentando el dolor de la madre e iniciando un duelo por la pérdida de forma antinatural.

Podríamos analizar la sentencia desde un punto de vista técnico-jurídico pero resultará atractivo para los que somos juristas. En cambio, bien es cierto que el lector/a de mi blog no busca tecnicismos. ¿Cuál es el objetivo principal de esta sentencia? Tal como indiqué en mis conclusiones el día del juicio… “Señoría, ruego siente precedente para evitar que nuestros hijos crezcan en una sociedad carente aboslutamente de valores. Conductas como la de este padre debe ser condenada para, así, evitar más atropellos psicológicos macabros de esta clase.”

Puedes llamarnos al 937 933 408 o solicitar una visita


Contacta con nosotros.

aviso legal

Los campos marcados con asterisco (*) son obligatorios